Tabla de contenidos  
Metodología
Resultados
 
Componentes cuantitativos:
encuesta
 
Instrumento de recolección de datos

Se tomó como base un instrumento previamente validado técnica y éticamente y ya aplicado en esta población en Argentina, acotado a los objetivos y modalidades del estudio. La adaptación, a cargo del equipo, fue nuevamente validada con los miembros de las redes y del equipo de seguimiento así como también del comité de ética externo. Se adjunta al presente informe.


Muestra

El diseño muestral, definido en conjunto con el equipo de seguimiento para dar cuenta del marco muestral y de las condiciones de realización del campo, se adecua a los objetivos y modalidades de implementación de la convocatoria.
La muestra fue intencional, en dos etapas (número mínimo en puntos muestra, según peso poblacional de mujeres con VIH con diagnóstico en 2009 o posteriormente, y completada por cuotas). El estudio comprende grandes áreas urbanas del país: Ciudad Autónoma de Buenos Aires y su Área Metropolitana, Rosario, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata, La Plata y Tucumán, con la idea de incluir al menos las ciudades de 500.000 habitantes y otras áreas urbanas con incidencia de infección por VIH en mujeres. En la muestra final, se incluyeron las ciudades de Corrientes, Posadas, Formosa, Salta y Resistencia (aunque en esta última finalmente no se pudieron realizar encuestas), así como varios centros urbanos del interior de la Provincia de Buenos Aires.
La encuesta (ver Anexo) se aplicó a mujeres que conocen su estado serológico positivo al VIH desde 2009, residentes en la Argentina, de 15 años o más. Por razones éticas y de factibilidad, no se encuestaron mujeres en situación de encierro, pero se buscó dar cuenta de la situación de esta población mediante las entrevistas y en a través de algunas preguntas de la encuesta.


Criterios

La población con VIH no puede estudiarse mediante una muestra probabilística simple por múltiples factores: factibilidad de la recolección de datos, número absoluto del universo, anonimato y confidencialidad garantizados por la ley 23 798; en términos éticos, por los necesarios recaudos ligados a la sensibilidad del tema.
La estrategia elegida priorizó entonces reducir al mínimo el error de medición dentro de las condiciones de factibilidad. Se privilegiaron para ello las condiciones ideales del contacto (locación adecuada, encuestadoras pares, etc.) para obtener información de alta calidad. Se recompensó por el tiempo brindado para responder a la encuesta.
Para la población de mujeres viviendo con VIH no existe una lista con los casos individuales identificables, pero sí se cuenta con parámetros confiables (por ejemplo, indicadores de edad, distrito, categoría de transmisión del virus a partir de los registros de notificación de infecciones o casos de VIH y sida). Ello permite garantizar la representatividad de los datos compensando, en parte, la carencia del marco muestral que impide diseñar una muestra probabilística simple; también permite utilizar cuotas para la selección final de las entrevistadas y/o ponderar luego los resultados considerando los sesgos que pueda tener la muestra final. Los detalles de la muestra final se muestran en la sección siguiente.
Las mujeres participantes en la encuesta fueron contactadas a través de las redes de mujeres y personas viviendo con VIH, en lugares de reunión, consejería, consulta externa de efectores/servicios de salud en muchas ciudades de todo el territorio nacional, con el fin de constituir una muestra que reflejara lo más fielmente posible la población femenina viviendo con VIH en seguimiento y/o tratamiento. Se incluyeron el sistema público, el sistema de obras sociales nacional, PAMI (Obra Social para Jubilados y Pensionados de la República Argentina) y provincial y privado, aunque por razones de factibilidad el peso mayor lo llevó el sistema público. Este dato debe considerarse para el análisis de toda la información que sigue, puesto que el sistema público recibe en mucha mayor proporción a las clases medias-bajas y bajas, que clases medias y altas. Las encuestadoras y entrevistadoras, y también las “reclutadoras”, han sido mujeres miembros de la redes de mujeres viviendo con VIH/sida dado su contacto personal y/o organizacional con los mencionados lugares.
Las mujeres de las redes que han trabajado como encuestadoras han sido capacitadas durante un encuentro de tres jornadas realizado en la Ciudad de Buenos Aires. Sucesivos encuentros de diálogo, supervisión y corrección se han hecho en la Ciudad de Buenos Aires, en Mar del Plata y en Córdoba.


Número de encuestas

Se previó realizar al menos 400 encuestas a mujeres viviendo con VIH con diagnóstico en 2009 o posterior. La cantidad mínima de casos previstos para el total de la muestra intencional, no probabilística, respondió a la cantidad de casos necesarios en las celdas finales que resulten del trabajo analítico sobre los datos, de la cantidad de casos en cada región, así como a las condiciones de factibilidad del estudio - sobre la base de estimar tanto el uso eficiente del tiempo y recursos asignados, como la cantidad previsible de encuestas efectivas. Se fijó una fecha de finalización de la recolección de datos, de acuerdo con el cronograma establecido por el financiamiento.


Variables básicas

  • Socio-demográficas
  • Historia de la enfermedad: vía de transmisión, año y modo de infección probables, diagnóstico (precoz/tardío), accesibilidad, datos y controles de laboratorio, y tratamientos, discriminación
  • Inserción profesional y laboral
  • Recursos económicos y condiciones de vida
  • Secreto, entorno y familia
  • Sexualidad, afectividad y estado conyugal
  • Violencia
  • Maternidad (pasada, presente, proyectada), anticoncepción y salud reproductiva
  • Experiencias de vulnerabilidad compleja (prostitución/trabajo sexual, situación de encierro, uso de drogas – en ellas y/o en pareja actual o parejas pasadas)


Modalidad de la encuesta

Las encuestas fueron cara-a-cara. Con entrenamiento y supervisión del equipo, las encuestas fueron realizadas por mujeres miembros de las redes, invitadas a participar en convocatoria abierta a través de la Red Argentina de Mujeres viviendo con VIH/sida y la Red Bonaerense de Personas viviendo con VIH/sida. Las encuestadoras fueron finalmente designadas por el equipo de investigación previa evaluación de la capacitación y sensibilización, así como de condiciones de confidencialidad. De manera subsidiaria se contempló, por razones de movilidad y/o si pareciera adecuado por alguna razón de confidencialidad, incluir encuestas tomadas por encuestadoras miembros del equipo.
El equipo de investigación para el relevamiento de los datos quedó conformado por tres componentes: las encuestadoras, las tres supervisoras de trabajo de campo y el equipo de investigación. El equipo estable de encuestadoras en todo el país quedó conformado por alrededor de treinta mujeres, bajo la coordinación logística de tres supervisoras de campo, también pertenecientes a las redes. El equipo investigador supervisó la realización del trabajo de campo durante el mismo proceso de relevamiento de datos, se auditó cada una de las encuestas que se iban realizando. Se realizaron devoluciones a las supervisoras de campo sobre el trabajo realizado así como se hicieron solicitudes de información, corrección, aclaración y, en algunos pocos casos, de contactar nuevamente a la entrevistada para solucionar algún error en la toma de información. Las supervisoras de campo realizaron reuniones semanales o quincenales con las encuestadoras (dependiendo de la región en la que se realizaron las encuestas). Por otro lado, el equipo investigador y las supervisoras de campo realizaron también reuniones semanales o quincenales (dependiendo las necesidades coyunturales) durante el período de relevamiento de los datos.
Respecto de la encuesta (que aquí denominaremos Estudio sobre Mujeres con Diagnóstico Reciente, EMDR), el diseño de la muestra fue intencional, en dos etapas: se definió un número mínimo en puntos muestra, según peso poblacional de mujeres con VIH con diagnóstico desde 2009, y luego se completó la muestra por cuotas (ver Cuadro 2.1).
La encuesta se aplicó a mujeres que recibieron su diagnóstico serológico positivo al VIH desde 2009, residentes en la Argentina, de 15 años o más. Se previó realizar al menos 400 encuestas, un número considerable teniendo en cuenta que, según el Boletín sobre el VIH/sida de diciembre de 2011 (pág.19), en toda la Argentina se recibieron 3111 notificaciones en los años 2009 y 2010.


Distribución geográfica de las encuestas


Se realizó un total de 465 encuestas, según la distribución geográfica que se expone en el siguiente Cuadro 2.1.:

Cuadro 2.1.
EMDR: Mujeres con VIH según lugar de realización de la encuesta.
Argentina, 2011

Lugar de la encuesta
N
%
Gran Buenos Aires
237
51,0
Ciudad de Buenos Aires
67
14,4
Córdoba
35
7,5
Mar Del Plata
32
6,9
La Plata
24
5,2
Rosario
21
4,5
Bahía Blanca
11
2,4
Posadas
10
2,2
Mendoza
9
1,9
Salta
8
1,8
Tucumán
6
1,2
Corrientes
3
0,6
Formosa
2
0,4
Total
465
100,0
Fuente: EMDR, 2011

La encuesta indaga sobre un amplio número de temas. Luego de verificar los criterios de elegibilidad y seguir los procedimientos del consentimiento informado, el formulario se estructura en secciones: datos socio-demográficos; diagnóstico y atención; contexto de infección, incluyendo prácticas y situaciones personales y de la pareja; vida personal: sexualidad, pareja e hijos/as. La mayoría de las preguntas fueron pre-codificadas dándole a la encuestada las opciones de respuesta para que indicara la que más se aproximaba a su parecer o situación.