n Autoridades Comité científico revisor del documento
 

Presentación

I. Introducción


II. Objetivos

III. Situación epidemiológica de la rabia en Argentina

IV. Vigilancia epidemiológica

Vigilancia en población humana
Vigilancia en población animal

Vigilancia de laboratorio
Red Nacional de Laboratorios de Diagnóstico de Rabia
Referentes Nacionales
Laboratorios de Referencia Provincial
Envío de  muestras al Centro Nacional de Referencia y Coordinación (CNRC)
Diagnóstico

V. Medidas de prevención

VI. Medidas de control

VII. Tratamiento Antirrábico humano

VIII.  Métodos eutanásicos

IX. Evaluación del programa

X. Bibliografía

XI. Anexos
(planilla de remisión  de muestras, planilla de control de foco, informe mensual sobre actividades para el control de rabia)

Diagnóstico postmortem de rabia
Se realiza por inmunofluorescencia en improntas de tejido cerebral. Las porciones de la médula, cerebelo e hipocampo deben refrigerarse.

“La preservación de tejidos por medio de formol no es recomendable para el diagnóstico de rabia”.

Métodos diagnósticos
a) Detección de antígeno:

1) Técnica de inmunofluorescencia directa
El anticuerpo principalmente responsable de la tinción en la prueba de inmunofluorescencia directa (IFD) es aquel dirigido contra el antígeno de la nucleocápside del virus.
El anticuerpo marcado con un fluorocromo reacciona con el antígeno específico cuya presencia se quiere determinar y se observa el resultado de la reacción con un microscopio de fluorescencia.
El fluorocromo usado para marcar los anticuerpos es el isotiocianato de fluoresceína y el anticuerpo marcado se denomina CONJUGADO.
“El conjugado debe evaluarse para determinar la dilución a la cual produce la máxima tinción específica sin tinción inespecífica. Si el conjugado no cumplimenta los criterios establecidos no debe usarse”.

2) Ensayo biológico  por inoculación en ratones
La inoculación de ratones es el método más sensible para detectar rabia. Todas las cepas de ratones parecen ser susceptibles a rabia. Sin embargo, el ratón gris no debe usarse debido a su dificultad de manejo y contención. La inoculación intracerebral de ratones albinos suizos con virus rábico produce infección típica. Los ratones inoculados con las cepas salvajes usualmente enferman entre los 7 y 15 días, y una vez que muestran signos de enfermedad, puede detectarse  el antígeno rábico.
A pesar que los ratones lactantes (3 días o menos) son los más sensibles, se observan muertes inespecíficas causadas por trauma de inoculación, toxicidad del inoculo y canibalismo, en cuyo caso deberá repetirse la prueba. Las muertes que ocurran dentro del período de incubación para rabia deben ser confirmadas por otras pruebas.

b) Detección de anticuerpos:
1) Prueba de neutralización en ratones para la determinación de anticuerpos
El ensayo de neutralización (SN) es un procedimiento de serología básica, y su alto grado de especificidad lo convierte en el estándar con el cual otros métodos serológicos son usualmente evaluados.
Su determinación es de gran utilidad para conocer el estado inmune tanto del hombre como de los animales, para establecer el diagnóstico de la enfermedad y para realizar estudios sero-epidemiológicos.
Con el ensayo de SN, la falta de anticuerpos es evidenciada por muerte o enfermedad del huésped.
En este tipo de ensayo, una cantidad de virus estándar, se enfrenta con varias diluciones de suero. Los resultados son expresados en términos de un titulo de suero, que es definido como” la máxima dilución de suero que neutraliza una cantidad estándar de virus”.

La prueba de seroneutralización tiene el inconveniente de la demora en la obtención de los resultados definitivos, además de exigir la utilización y manutención de ratones, con lo que esto conlleva.

2)  Método Rápido de inhibición de focos fluorescentes (RIFFT)
Consiste en incubar diluciones sucesivas de los sueros a titular y un suero de referencia cuyo título en UI/ ml es conocido, con una dosis constante de virus. A continuación se agrega una suspensión de células sensibles (BHK o BSR). Después de 24hs de incubación se podrá apreciar la diferencia en el número de focos de infección entre las celdillas que recibieron el suero de referencia y aquellas que han recibido los sueros desconocidos. La disminución del título infeccioso permite calcular el título de los sueros desconocidos por comparación con el suero de referencia.
Es el método más usado en los países desarrollados y permite obtener resultados en 26 hs teniendo una sensibilidad equivalente al test de la seroneutralización.

3) Método inmunoenzimático (ELISA)
La técnica inmunoenzimática permite la detección de anticuerpos antiglicoproteína del virus rábico en suero o plasma del hombre y algunas especies animales como perros, conejos, monos y cobayos. Las muestras de suero son depositadas en celdillas de una fase sólida sensibilizada con la glicoproteína y la presencia de anticuerpos se revela con el agregado de un conjugado enzimático. La titulación en paralelo de un suero de referencia cuyo título en UI/ml es conocido permite, por comparación de densidades ópticas, apreciar la concentración de anticuerpos de cada muestra desconocida.
Esta prueba presenta numerosas ventajas: puede ser utilizada con un equipo (kit) muy simple, es práctica para el estudio de grandes series de sueros y permite la obtención de resultados en un tiempo muy breve: 4hs. Se puede eventualmente usar para otras especies reemplazando el conjugado del kit por una Ig anti-especie-peroxidasa.

4) Técnica de contrainmunoelectroforesis
La prueba de contrainmunoelectroforesis (CIE) se basa en la unión de los anticuerpos antirrábicos presentes en diluciones variables de un suero problema con una cantidad constante de antígeno (virus rábico inactivado). La reacción se pone en evidencia mediante una corrida electroforética simultánea de las mezclas antígeno-anticuerpo y de un suero antirrábico hiperinmune (suero indicador), corriendo virus rábico (con carga negativa) hacia el polo positivo. La presencia de bandas de precipitación indica que no hay anticuerpos antirrábicos en el suero problema, por lo cual el antígeno libre reacciona con el suero indicador. Resultados variables y poco precisos.

Tipificación de las cepas de virus rábico aisladas con anticuerpos monoclonaes (a.m.)

El desarrollo de los anticuerpos monoclonales ha permitido la tipificación antigénica del virus de la rabia de la calle y de otros virus del serotipo I. Además, la especificidad de dichos anticuerpos es tal, que permite caracterizar el origen geográfico y la especie
animal reservorio de la cepa viral. Es muy útil también para encuestas epidemiológicas, usando un número de anticuerpos monoclonales limitado, bien caracterizado.
La tipificación de las cepas se efectúa sobre improntas de cerebro de ratón lactante en los cuales se ha aislado el virus (o cultivos celulares infectados) por inmunofluorescencia indirecta, utilizando anticuerpos monoclonales anti-nucleocápside y un anticuerpo anti-ratón unido a isotiocianato de fluoresceína.